Ser un buen líder no se consigue de un día para otro. Lo cierto es que para ser un buen líder necesitas cumplir con ciertos requisitos que te llevarán hacia el éxito. ¿Te estás planteando cómo “modelar” tu comportamiento para convertirte en un líder eficiente y carismático? No te pierdas nuestro Máster en Habilidades Directivas y sigue leyendo. Hoy os dejamos con 7 consejos imprescindibles para que sepáis como ser un buen líder.

Cómo ser un buen líder

Un líder es una figura que reúne una serie de habilidades y cualidades que le convierten en un referente de un grupo. Ya sea dentro de una empresa, un departamento, un equipo de fútbol o incluso un grupo de amigos.

El líder es esa persona que, queriendo o no, ejerce una influencia positiva a su alrededor. Por lo que, si esta persona es capaz de enfocarse correctamente, acaba generando impacto positivo en sus objetivos. ¿No estás seguro de si lo eres o no? Veamos a continuación algunos consejos sobre cómo ser un buen líder. Toma nota.

1-. Productividad

Muchas personas son incapaces de tener una gestión del tiempo efectiva. Lo mejor es organizarte las jornadas laborales teniendo en cuenta tus capacidades y tu funcionamiento interno. Todos tenemos ciertas franjas horarias durante las que más rendimos.

Una buena idea para saber cómo ser buen líder es organizándote las reuniones o acciones más importantes en estas horas del día. De este modo, construirás una imagen personal de productividad.

2-. Autodominio

Tener autoconsciencia y autodominio es imprescindible para convertirte en un buen líder. ¿Cómo ser un buen líder sin mostrar esta imagen de “seguridad” ante los demás? Al final, el líder tiene que ser una persona que se convierta en un guía para los demás, y deberá mostrarlo tanto con sus actos como con sus palabras. Cuan más fiel seas con tus acciones a lo que quieres mostrar, más bu en líder serás considerado.

3-. Aprender de los errores

Es obvio que tanto tú como tu equipo vas a cometer errores. Para saber cómo ser un buen líder deberás tener en cuenta que, además de intentar subsanar los errores, hay que aprender de ellos. Un líder nos muestra el camino a seguir, incluso en situaciones difíciles es una persona en la que nos gustaría vernos reflejados. Por ello, busca siempre la parte positiva a los errores y problemas.

4-. Busca asesoramiento

No todos sabemos de todo. Para ser un buen líder, deberás tener profesionales que puedan asesorarte en aquellos ámbitos en los que tú menos sepas manejarte. Pedir ayuda no es un signo de flaqueza, si no de ambición por hacerlo todo lo mejor posible. Eso sí, aprende de todo lo que puedas.

5-. Comunicación impecable

¿Cómo ser un buen líder? Utilizando la comunicación como tu mejor arma. Con una comunicación efectiva, limpia y sencilla, te asegurarás de que todo el mundo te escucha y, a su vez, todo el mundo te entiende. Aun así, no te olvides que una buena comunicación requiere, siempre, de tener dos extremos El emisor y el receptor, que también debe ser escuchado para que el “círculo” se cierre. Un buen líder es una persona capaz de escuchar a los que le rodean.

6-. Sé humilde

Todos sabemos de los “típicos” jefes odiosos. Algunos los sufren y otros los conocemos de oídos. Son lo que diríamos lo contrario de lo que un buen líder debe ser. Un líder comparte el centro de atención y es feliz compartiendo y reconociendo los éxitos de sus compañeros. Un líder debe ser humilde y apreciar lo que los demás hacen. A pesar de que pueda parecer contraproducente, ser humilde te dará un punto extra de cara a todo el equipo.

7-. Adiós obsesiones

Es posible que quieras estar encima de todo, controlándolo todo y siendo consciente de todo lo que ocurre en tu empresa, departamento o equipo. Sin embargo, lo más probable es que no des abasto y acabes sabiendo poco o nada. Di adiós a las obsesiones, trabaja mucho y demuéstralo, pero aprende a usar el freno de mano. Para ser un buen líder, además, deberás aprender a delegar temas, gestiones y proyectos. Elige personas que en las que puedas confiar para ello.

Cómo ser un buen líder: cosas a evitar

Como hemos visto anteriormente, hay habilidades y características que deberás potenciar. Aun así, también hay otras cosas que deberás evitar si lo que quieres es convertirte en buen líder. Un mal líder es ese que no asume errores pero sí éxitos. Convirtiéndose en un líder que no hace autocrítica y solo piensa en su bienestar.

Evita ser un líder autoritario al 100%. Si lo que quieres es convertirte en un buen líder, valorado y querido, deberás ser capaz de escuchar a los que te rodean y, a ser posible, valorar sus opiniones. Siendo empático y mostrando interés por sus posicionamientos.

Evita ser un jefe inalcanzable y no tener habilitados canales de comunicación para con tu equipo. Y, finalmente, limita a su vez estos canales, cerrándolos o inactivándolos fuera del horario laboral de la empresa.