En el mundo de la publicidad, en la moda, en comunicación, branding… la imagen digital tiene un poder innegable en muchos ámbitos de nuestro día a día. Por ello, cada vez es más importante tener habilidades en su tratamiento y edición. SI estás interesado en aprender sobre todo ello, no te pierdas nuestras titulaciones relacionadas con las Artes y Oficios, entre los que encontrarás títulos relacionados con la fotografía, las artes gráficas y el diseño gráfico. Y ahora acompáñanos a conocer todas las características de la imagen digital.

Definición de imagen digital

La definición técnica de imagen digital la define como una representación en dos dimensiones de una imagen basada en una matriz numérica binaria. Esta representación, por otro lado, puede ser fija (estática) o móvil (dinámica) dependiendo de la resolución.

Sin embargo, es probable que no hayas entendido mucho de esta definición por todas las características técnicas que usa para describir una imagen digital. ¿Te preguntas qué significado tienen todos estos conceptos que acaban configurando lo que conocemos todos como imagen digital? ¡Perfecto, porque a continuación vemos qué características la conforman!

Imagen digital: 5 conceptos principales

1-. Tipos de imagen

Lo primero que debes saber sobre la imagen digital es que puede dividirse principalmente en dos grandes tipos. Por un lado, tenemos las imágenes vectoriales, compuestas por entidades geométricas simples. Es decir, su composición se basa en segmentos y polígonos (recordemos que las curvas son una sucesión de segmentos). Cada entidad geométrica se configura matemáticamente por parámetros (de inicio, final, grosor, color, contornos…) que permiten transformarlas rápida y fácilmente: escalar su tamaño sin perder “calidad”. Las imágenes vectoriales son usadas en muchos casos para logotipos, dibujos (de instrucciones de uso y montaje de productos), diseño gráfico

Por el otro lado tenemos las imágenes bitmap, compuestas por píxeles que, rellenos de colores, conforman unidos el resultado de la imagen. Aunque a simple vista no los veamos, estos bits y sus colores acaban uniéndose visualmente en nuestra retina y se convierten en la imagen digital que vemos

2-. Resolución de una imagen

Todos hemos oído alguna vez algo sobre la resolución de las imágenes digitales. Por ejemplo, “necesito esta imagen en alta resolución”. O, tal vez, sobre la pobre y baja resolución de otra. La resolución de una imagen digital es lo que nos permite distinguir mejor o peor los detalles de la propia imagen. Seguro que todos recordaréis las fotografías que conseguíamos hacer con los móviles de la década de 2010.

La resolución de una imagen puede hacer referencia a varios conceptos, pero generalmente se utiliza para designar la cantidad de píxeles por pulgada que contiene cada imagen. Cuantos más píxeles por pulgada (PPP), más resolución digital.

Este concepto, como hemos comentado, es utilizado en muchos sectores y ámbitos, y es una característica de la imagen digital que variará siempre según el destino de la imagen. Es decir, no necesitaremos la misma resolución para una foto que debe ser imprimida para un anuncio que para una página web.

3-. Extensiones o formatos de imagen digital

La extensión de una imagen digital (mapa de bits) es lo que comúnmente conocemos a la manera de almacenar digitalmente una imagen. Según el trabajo, destino o utilidad de la imagen utilizaremos un formato u otro. Estos son los más usados:

  • JPG/JPEG: el formato más utilizado para formatos digitales como web, gráficos o fotografías web. Este formato comprime la imagen con pérdidas (LOSSY) y permite un peso limitado (bajo) del archivo.
  • GIF: una imagen digital en extensión .gif nos indica que la imagen es animada. Este formato es un formato sin pérdidas y se recomienda para banners o iconos.
  • PDF: Conocido por permitir visualizar tanto imágenes vectoriales como rasterizadas (mapa de bits). Se suele usar en imprenta.
  • PNG: formato sin pérdidas que permite obtener un degradado o transparencia de fondo. Altamente usado en web y en diseño gráfico.

4-. Modo de color

Dicho lo más fácilmente posible, el modo de color de una imagen digital definirá la cantidad de colores que pueden poseer los píxels que la componen. Los más conocidos son el modo RGB y el CMYK, pero hay más. Veamos algunos a continuación:

  • RGB: Red (rojo), Green (verde) y Blue (azul) conforman todo el resto de colores. El modo RGB permite una gran variedad de colores en los pixels de la imagen digital mediante la suma de estos tres colores básicos. Es el que se usa en pantallas y es el más usado actualmente.
  • Modo CMYK: A diferencia del anterior, el modo C(Cian)M(Magenta)Y(Yellow-amarillo) y K(Black- negro) se usa para imprenta. Estos colores anteriormente mencionados son las tintas más usadas para imprimir, por lo que la mezcla de ellos será visible en la imagen, el resto de colores, no.
  • Monocromático: La imagen solo se forma de píxeles blancos o negros puros. No hay colores ni grises en ella.
  • Escala de grises: Este modo de color de imagen digital permite hasta 256 tonos de grises, blanco y negro para configurar la imagen.

5-. Profundidad de color

Otra de las características que configuran una imagen digital es la profundidad del color. En un mapa de bits o en una imagen rasterizada, los píxeles están coloreados uno a uno. Así, el archivo que contiene estos píxeles, almacena los datos y la información de cada color que aparece. La cantidad de bits que se necesitan para guardar estos datos es lo que se conoce como profundidad del color.