Igual que el peinado, las gafas o el maquillaje influyen en nuestra imagen personal, las cejas tienen una forma que determina nuestra mirada. Por ello, hoy os hablamos de tipos de cejas. Recuerda que en nuestro centro podrás encontrar el Curso de Esteticista Profesional, con el que podrás formarte y especializarte en este ámbito.

Tipos de cejas según el tipo de rostro

Han pasado de ser las grandes olvidadas a ser el centro de atención. Aunque no nos lo parezca, las cejas son una parte determinante en nuestro rostro. Dependiendo de la forma de cejas que tengamos, nuestra mirada y expresión facial tienen unas características u otras. ¿Cuántos tipos de cejas existen y cómo le sientan a cada tipo de cara?

1-. Cejas redondeadas o curvas

Son quizás el primero de los tipos de cejas que se nos vienen a la mente. Típico por haber estado a primera línea en cuanto a tendencias y moda, este es uno de los tipos de cejas que se caracteriza por seguir la forma del párpado en el crecimiento del pelo natural.

Este tipo de ceja suele suavizar los rostros con rasgos muy marcados y fuertes. Suele dar un aspecto “dulce”, por lo que el arco de la ceja no es muy pronunciado, sino más bien suave. Si tienes esta forma en tus cejas tendrás la gran ventaja de que es uno de los tipos de cejas que menos cuesta de mantener.

Este es uno de los tipos de cejas recomendados para las personas que tienen la cara redonda o con forma de diamante. Gracias a las cejas redondeadas, se difuminan los rostros anchos sin cambiar excesivamente la expresividad de tu cara o tu mirada.

2-. Cejas rectas

Otro de los principales tipos de cejas que todos somos capaces de reconocer son las cejas rectas o planas. Como indica su propio nombre, su mayor característica es que tienen muy poco arco o curva, por lo que pueden dar la sensación de “acortar” la cara de quien las luce. Si tienes la cara especialmente alargada u ovalada, apuesta por esta forma de cejas.

Por otro lado, si estás convencida de que, entre todos los tipos de ceja, este es el tuyo de forma natural, estudia si es conveniente cambiarlo. En algunas ocasiones, apostar por un “cambio” en tus cejas es acertado, en cambio en otras puede cambiar demasiado tu expresión facial. Si tienes las cejas rectas, apuesta por retirar unos pocos pelos de la terminación de la ceja, de manera que puedas darle un poco más de forma y perfilación. Recuerda que cuanto más quieras cambiar su forma, más mantenimiento necesitarán.

3-. Cejas arqueadas

Otro de los tipos de cejas más reconocibles que suele recomendarse para las personas que tienen las cejas muy gruesas y pobladas. Con este tipo de ceja, se dibuja una especie de ángulo en el punto más “alto” de la ceja, dándole un aspecto estilizado y abriendo la mirada. Es uno de los tipos de cejas que más te favorecerá si tienes el tipo de rostro redondo.

También puedes elegir este estilo si tienes una forma de rostro perfilado. En este caso evita llevarlas de manera muy llamativa y péinalas “hacia fuera”. Como ya hemos comentado, con este tipo de cejas resaltamos los ojos. Evítalo si tienes los ojos muy grandes y si quieres restarle importancia a esta parte de tu cuerpo.

4-. Angulares

Uno de los tipos de cejas más difíciles de mantener y perfilar correctamente son las cejas angulares. Son las que suelen verse en revistas y modelos o anuncios comerciales. Aunque ahora empecemos a acostumbrarnos a ver diferentes tipos de rostros, expresiones, miradas y cejas en los anuncios, hasta ahora lo más visto eran las cejas angulares en rostros jóvenes. Y es que una de las características de este tipo de cejas es que tiene la capacidad de alzar la mirada y rejuvenecer la mirada.

Su forma se caracteriza por ir ascendiendo desde su nacimiento hasta el punto más alto del ángulo de la ceja. A partir de ahí su descenso es radical hasta el exterior de la ceja. Puede ser un ángulo suave o un ángulo pronunciado, que variará dependiendo de si queremos proporcionar una mirada más “dura” o menos.

5-. Forma de S

Uno de los tipos de cejas más arriesgado solo apto para los más atrevidos o con la forma “predefinida”. Las cejas en forma de S dan una apariencia profesional y de mirada “agresiva” o “tentadora”. La forma es la que da nombre a este tipo de cejas y se recomienda sobretodo en rostros con forma cuadrada.

Tipos de cejas: su largada

Además de la forma, otra de las características que determina la expresividad de nuestro rostro es el largo de nuestras cejas. Aunque en algunos tipos de cejas también se estipula directamente cuán largas deben ser, siempre depende de la forma predeterminada de cada persona. Por ejemplo, si alguien tiene las cejas cortas de naturaleza, solo podremos alargarlas con micropigmentación o maquillaje.

Aún así, si consideras que tienes las cejas demasiado largas, nuestro consejo es que no las “acortes” demasiado. Una ceja corta (ya sea en su extremo externo o en su extremo interno) puede darnos un aspecto cuanto menos raro. Además, cuanto más cortas sean las cejas, más sensación de tener los ojos pequeños le daremos a nuestra mirada y expresión facial.