fbpx

Seamos sinceras: a muchas nos fascinan las decoraciones de uñas y procuramos cuidarlas siempre al máximo para que luzcan preciosas durante todo el año. Sin embargo, ¿sabes cuántos tipos de esmaltes de uñas existen? Este sector ha evolucionado mucho y ha visto cambiar su oferta y posibilidades. Si quieres profundizar más en el tema y conocer todas las opciones de las que dispones, ¡en este post te contamos todo lo que debes saber! Además, recuerda que en Escuela ELBS podrás formarte en este ámbito con nuestro curso de Esteticista Profesional.

Tipos de esmaltes de uñas

Hoy en día existe una amplia variedad de esmaltes para todo tipo de uñas, gustos y necesidades. No obstante, al final siempre acabamos decantándonos por los mismos. Es lo que tiene la costumbre o incluso el desconocimiento. Por eso, esperamos que esta lista sobre tipos de esmaltes de uñas te ayude a conocer otros estilos que te permitan variar y lucir unas uñas perfectas en todo momento.

Permanente

Es, sin duda, uno de los más conocidos y empleados. Está compuesto por una serie de acrílicos que se funden con la uña mediante el empleo de luz UV o LED aplicada con una lámpara especial. Su duración es indeterminada, pero debes tener en cuenta que tendrás que acudir al salón de belleza para retocarlo y corregirlo a medida que crezca la uña.

Su textura permanece lisa, brillante y repartida de forma homogénea por toda la superficie de la uña, de tal forma que deja un efecto muy bonito y elegante. No obstante, debes tener cuidado de no usarlo en exceso o de manera incorrecta, ya que puede afectar negativamente al crecimiento natural de tus uñas y a su salud en general. Se debe acudir siempre a profesionales de la manicura para este proceso.

Semipermanente

Al igual que el anterior, está formado por un conjunto de acrílicos que se funden con la uña. Se aplican varias capas y, por cada aplicación, se debe introducir la mano en la lámpara LED, para un correcto secado. Dura alrededor de unas 3 semanas y también es necesario acudir a un salón de belleza para su aplicación.

Ofrece un resultado mucho más natural que el esmalte permanente, es más económico y te facilita tomar periodos de descanso para que tus uñas estén sanas y alejadas de químicos cada cierto tiempo. La principal diferencia con el esmalte permanente es que, para su retirada, no es necesario que acudas a un centro de estética, ya que puedes quitártelo tú misma en casa con ayuda de un quitaesmalte eficiente.

Satinado o mate

Se emplea para dar el toque final a las capas previamente utilizadas para decorar la uña, pues es de cobertura mediaOtorga un acabado sutil y brillante. Suele utilizarse en ocasiones especiales que exigen cierta formalidad, aunque esto dependerá de tus gustos.

Por otro lado, tienes la opción de incluir un acabado mate, el cual está causando sensación entre las más jóvenes. Este no requiere de tantas atenciones, cuidados y precauciones como el anterior, pues es mucho más resistente y no se deteriora con facilidad.

Craquelado

Este también es un esmalte de acabado final y proporciona una apariencia craquelada, es decir, semejante a la cáscara rota de un huevo. Es una de las últimas tendencias, especialmente para fiestas juveniles o cualquier otro tipo de celebración informal, y suele aplicarse sobre colores sólidos o mates para dar un efecto único.

Acrílico

Junto al permanente, es uno de los más duraderos y resistentes. Aporta una dureza extra a la uña, la esculpe según tus preferencias y la protege frente a posibles agresiones externas, por lo que permanece mucho tiempo en perfecto estado. Está elaborado con un gel que se seca rápidamente al contacto con el calor.

Actualmente, este tipo de esmalte es muy conocido y causa furor entre las más atrevidas. Es imprescindible acudir a un experto para colocarlo y darle la forma, el grosor y el largo que prefieras. Dura más de 6 meses con un correcto mantenimiento.

Duocolor

Hace relativamente poco que salió al mercado y ya cosecha miles de seguidoras en todo el mundo. Este novedoso esmalte está formado por una combinación de top coat (capa final que se aplica sobre el color para protegerlo) y una tonalidad sólida, por lo que te ofrece color y acabado en un mismo producto.

Tienes a tu disposición una amplia gama cromática, incluso con brillos y pequeños adornos. Además, si lo prefieres, hay modelos fotocromáticos que cambian de tonalidad con el sol y el calor.

De gel

Es muy parecido al acrílico, solo que es mucho más resistente y consigue un resultado bastante más natural. Se trata de un esmalte especial que se coloca encima de la uña y se une a ella mediante luz ultravioleta. Puede durar hasta 3 meses y, además, deberás acudir al centro de estética a realizar los retoques que sean necesarios.

De secado rápido

Es perfecto para quienes han decidido pintarse las uñas a última hora o disponen de muy poco tiempo para hacerlo. Tarda en secarse entre 20 y 60 segundos, por lo que resulta perfecto para personas con una vida muy ajetreada. Permanece intacto durante unos 10 días, siempre y cuando tengas presentes los cuidados básicos que cualquier esmalte requiere.

No olvides cuidar de tus uñas antes y después

Por supuesto, lo primero en lo que debes pensar siempre es en el cuidado de tus uñas antes y después de aplicar estos productos. Si la base está estropeada, ¿cómo podrás aplicar nada encima y esperar que quede bonito?

Nosotros te recomendamos que hagas descansos cada cierto tiempo y, durante esos días o semanas, emplees productos para regenerar, hidratar y, en definitiva, mimar tus uñas. Asimismo, puedes endurecerlas con vaselina durante la noche, usar aceite para cutículas cada dos días, utilizar guantes para realizar las tareas domésticas y tenerlas lo más cortas posible para evitar roturas.

Por otro lado, cuando ya las hayas dejado reposar un poco, es muy aconsejable que emplees un esmalte de base antes de aplicar el color, ya que contribuirá a mantenerlas en perfecto estado.

Ahora que conoces los distintos tipos de esmaltes de uñas y cómo debes cuidarlas para que estén siempre a punto, ¿a qué esperas para darles una nueva vida?