Hoy el post va dedicado a todas las personas interesadas en ampliar sus conocimientos en materia de protocolo social, oficial y empresarial. Si quieres convertirte en un especialista de este ámbito, no te pierdas nuestra Certificación Experto en Relaciones Públicas y Protocolo. Además, si lo que quieres es especializarte y trabajar en este ámbito, recuerda que en Escuela ELBS podrás aprender cómo ser azafata.

¿Qué es el protocolo?

El protocolo es un conjunto de normas y reglas establecidas por costumbres o decretos que definen cómo se debería comportar y actuar una persona en una situación concreta. Por lo tanto, el protocolo engloba una serie de conductas, comportamientos, hábitos y maneras que se consideran adecuadas en un momento preciso. Las tres ramas más importantes de esta materia son: el protocolo social, el protocolo oficial y el protocolo empresarial.

Tipos de protocolo

El protocolo puede aplicarse en distintos ámbitos y situaciones. En cada acto debe tenerse en cuenta el momento, el lugar, el tipo de evento, el nivel de formalidad y las relaciones personales. Uno de los perfiles que mejor debe reconocer el protocolo aplicable son las azafatas. Estas profesionales conocen a la perfección qué tipos de protocolos seguir en cada evento al que acuden.

Protocolo oficial

Esta rama del protocolo se basa en el Código de Ceremonial y Protocolo del BOE para organizar actos oficiales. Este código está compuesto por un conjunto de reales decretos y leyes que diferencian los actos oficiales del resto por la obligatoriedad de atender determinadas normativas y tradiciones.

Este reglamento engloba la normativa de la simbología oficial. Contiene el uso reglamentario de la bandera, del escudo o del himno nacional, entre otras muchas insignias. La clasificación y presidencia, las precedencias, los tratamientos y las formalidades de los actos oficiales de entidades e instituciones públicas también están regulados por la misma normativa jurídica.

Otro apartado importante es el referente a la corona. En él están regulados los tratamientos, títulos, condecoraciones y honores de la Familia Real y de los Regentes.

El protocolo diplomático es una rama del protocolo oficial. Rige los actos oficiales donde hay relaciones entre diferentes estados, como por ejemplo en reuniones internacionales o en visitas de estado.

Protocolo empresarial

El protocolo empresarial regula el comportamiento de una empresa a través de una serie de reglas sociales, pautas y procedimientos. Este tipo de protocolo rige las relaciones de la empresa tanto interna como externamente.

Las grandes empresas suelen tener un manual interno de protocolo para los trabajadores. En él se incluyen normas de conducta, de vestimenta, pautas de convivencia o de uso de las instalaciones.

En cuanto a la actuación exterior de la empresa, los actos empresariales como presentaciones, conferencias, congresos o reuniones son gestionados por el técnico de protocolo.

Protocolo social

El protocolo social es el conjunto de conductas, hábitos y comportamientos que no son de obligado cumplimiento pero son aceptados por la mayoría de la sociedad. Este conjunto de normas sociales deben conocerse y respetarse para poder comportarse de forma correcta en público.

Muchas de ellas, con el uso y el paso del tiempo, se han convertido en convencionalismos. Las utilizamos en nuestro día a día sin darnos cuenta. Respetar la puntualidad no es una norma obligada, pero cualquier persona sabe que llegar puntual a un evento es una buena norma de conducta y de saber estar. Vestir de una manera determinada según el evento al que asistimos también se considera una costumbre del protocolo social.

La educación y las buenas maneras son la base del protocolo y del saber estar. El saludo varía según la relación con la otra persona. Saber qué tipo de saludo debe hacerse en todo momento o cuando es el momento de hablar o escuchar, son principios de un buen comportamiento basado en normas sociales.

Otros tipos de protocolo

Además de estas tres grandes ramas del protocolo, existen más situaciones o sectores con protocolos propios y específicos. Por ejemplo, el protocolo militar, rige el comportamiento, conductas y hábitos de los militares en diferentes situaciones de servicio. Lo mismo ocurre en el ámbito eclesiástico, en el deportivo o el universitario.

Ahora que ya conoces qué tipos de protocolo existen y para qué sirve cada uno de ellos, te recordamos que en nuestro centro formativo podrás encontrar una gran cantidad de formación de calidad al alcance de tu mano. Por ello, si estás buscando un centro en el que estudiar, revisa las opiniones de ELBS de otros alumnos y decídete por el curso que mejor se ajuste a tus necesidades.