Si has llegado hasta aquí es que probablemente te hayas tatuado recientemente o estés a punto de hacerlo. ¡Genial! Hoy os hablamos de los cuidados de un tatuaje y, además, os explicamos cuándo es mejor hacérselo. También hablamos sobre qué hacer y qué no y las precauciones que hay que tomar antes de hacerse un tattoo. ¿Te apasiona el mundo de los tatuajes? ¡No te pierdas nuestro Curso Tatuador!

Quiero un tattoo: ¿Qué precauciones debo tomar?

¿Vas a tatuarte o estás pensando en hacerlo? ¡Aquí tienes algunos consejos a tener en cuenta antes de hacerlo! Además, te explicamos también qué precauciones debes tomar antes de tatuarte.

    • Elige el estudio de tatuajes a conciencia. Si es la primera vez que vas a tatuar tu piel, deberás elegir muy bien el estudio en el que hacerlo. El resultado dependerá en gran parte de las manos que impriman el dibujo en tu piel. Por ello, asegúrate de que el local cuenta con las normativas de seguridad e higiénico-sanitarias.
    • Escoge la zona del cuerpo vas a tatuarte. Muchas personas tienen decidido que van a tatuarse, pero no saben en qué zona hacerlo. ¿Dónde es mejor tatuarse? Lo cierto es que hay que valorar tu propio umbral de dolor.  También deberás tener en cuenta que en algunas zonas del cuerpo están más expuestas a los agentes agresivos externos. Por ejemplo, se deteriorará antes un tatuaje en las manos que en el hombro. Además, los diseños cambian dependiendo de la zona en la que se tatúan. Recuerda que la piel más elástica (cuello, brazos o panza) puede cambiar su forma al experimentar cambios.
    • ¿Eres alérgico? ¡Cuidado! Esto es algo que no sabe todo el mundo, pero cualquiera puede ser alérgico a los tatuajes. Las tintas y los productos que se utilizan pueden contener alérgenos. ¡Comprueba el listado de sus componentes antes de tatuarte si tienes alguna alergia!

¿Cuál es la mejor época para tatuarse?

¿Cuál es el mejor momento para hacerse un tatuaje? Pues aunque es cierto que no hay una época en la que esté prohibido tatuarse, debes tener en cuenta que hay algunas indicaciones y contraindicaciones. Por ello, lo más recomendable es evitar hacerse un tatuaje en los meses más cálidos y tórridos del año.

Es decir, si estabas valorando esperar a tus próximas vacaciones veraniegas para tatuarte, te recomendamos que no lo hagas. La calor, el sudor, los rayos solares y los componentes químicos de cremas protectoras podrían afectar a tu tatuaje nuevo.

Por ello, lo óptimo si quieres asegurar que tu resultado sea sano, es tatuarse en otoño, primavera o invierno, estaciones en las que la piel está menos expuesta.

Cuidados de un tatuaje

El hecho de tatuarse es para algunas personas un momento importante de su vida. Se trata de imprimir en nuestra piel un dibujo, forma o letras que quedarán por siempre en ella. Por ello, a continuación repasamos los cuidados de un tatuaje y, además, analizamos qué es lo que debes hacer o no hacer antes de tatuarte.

Qué hacer

Veamos ahora cuáles son los cuidados de un tatuaje. Seguir estas recomendaciones y, sobre todo, las que te dé tu tatuador profesional es imprescindible. Sobre todo para asegurar la preservación de la salud de tu piel y conseguir un buen resultado.

    • Bebe agua. Sí, aunque te haya sonado raro. Tanto si ya te has tatuado como si vas a hacerlo en los próximos días, debes estar bien hidratado. Tener un buen hábito de beber te permitirá lucir una piel más hidratada que, por lo tanto, estará más «receptiva» para un tatuaje.
    • Otro de los cuidados de un tatuaje es que lo mantengas siempre limpio. Uno de los principales peligros de un tatuaje es que, como cualquier herida, puede ser un foco de infecciones. Por ello, mantener la zona tatuada limpia es primordial. Por lo menos hasta tres semanas después de haberse realizado el tattoo, pues es el tiempo estimado que tarda en curar un tatuaje.
    • Asimismo, tal y como te indicará tu tatuador profesional, deberás aplicarte la crema para tatuajes cicatrizante e hidratante recomendada. Algunas de las más famosas son Bepanthol o Balm Tattoo. Aunque te recomendamos que le hagas caso, siempre, a la persona profesional que te haya tatuado. Nadie mejor que él sabrá los cuidados de un tatuaje.

Qué no hacer

También hay algunos factores que debes tener en cuenta y evitar antes o después de tatuarte. Toma nota a continuación de lo qué no hacer antes de tatuarte.

    • Tomar alcohol o drogas. Estas sustancias diluyen la sangre, con lo que podría dificultar el trabajo del tatuador y hacer que la herida sangrara más de lo normal.
    • Ir a tatuarte si tienes una herida cutánea.
    • Realizar ejercicios de pesas o muy extenuantes 48 horas antes de tatuarte. Estas rutinas de ejercicio anaeróbico podría causar un impacto en el tiempo de cicatrización de la piel.
    • Evitar ir a tatuarse con la piel recién exfoliada, bronceada o rasguñada. Todos estos factores podrían evitar que sanaran correctamente.
    • Usar otros productos dermatológicos con componentes químicos. Ten en cuenta que podrías tener efectos adversos y provocar daños en tu piel.

Asimismo, a continuación veremos qué no hacer después de tatuarse.

    • Usar ropa ajustada. Ello podría causar que sudaras y, por lo tanto, se irritaría y tendrías más posibilidades de sufrir una infección del tatuaje.
    • Tomar el sol.
    • Quitarte la postilla. O dicho de otra forma, evita eliminar el exceso de tinta que se produce cuando el tatuaje está cicatrizando en la piel. Hacerlo podría eliminar tinta que realmente tu piel aun debe absorber y desmejorar el resultado final.
    • Evitar la sobreprotección de la zona tatuada. Como ya sabrás los momentos de más riesgo para un tatuaje, son los inmediatos. Por ello, el profesional cubre rápidamente la zona con el famoso «plástico de cocina». Sin embargo, mantener más tiempo del indicado esta protección, podría ser contraproducente para el tattoo.
    • Evitar rascarte la zona del tatuaje. Durante las tres semanas posteriores a tu tatuaje, tu piel se encargará de cicatrizar. Es completamente normal que el tatuaje te pique. Pero es imprescindible que no te rasques la zona tatuada. Hacerlo, como bien hemos comentado, podría estropear tu resultado final y causar, incluso, alguna infección.