La moda ecológica y sostenible está tomando una relevancia innegable. Cada día son más las personas interesadas en cumplir sus ideales de sosteniblidad y ecologismo un cluso en su manera de vestir. Por ello, si te estás planteando cómo empezar a seguir un estilo de vida respetuoso con el medio ambiente y quieres descubrirlo todo sobre la moda ecológica, sigue leyendo. Además, no te olvides de echar un vistazo a nuestra formación especializada. Pide información sobre el Curso Diseño de Moda y Patronaje o sobre el Curso Personal Shopper + Cool Hunter.

Moda ecológica y sostenible: ¿qué es?

 

Internet es una gran enciclopedia que nos ha dado, a los usuarios y consumidores en general, la oportunidad de informarnos de manera libre. Si antes, muchas personas no estaban interesadas en el cuidado del medio ambiente, esta premisa ahora es completamente incorrecta.

Los usuarios y consumidores quieren saber qué compran, qué cocinan o qué comen. Y bajo todos estos ‘qués’ se esconden muchos otros factores y preguntas que determinan los gustos y preferencias ante marcas o productos. Por ejemplo, hoy en día todos sabemos de los peligros del abuso del aceite de palma, del azúcar refinado o de la injusticia de la explotación laboral infantil.

Lo mismo ocurre con el sector textil, considerado uno de los más contaminantes del mundo, que se ha unido a la tendencia de lo “fast”. El consumo rápido de la moda se ha convertido en un problema que involucra el medio ambiente, las condiciones de trabajo y muchos otros factores. De ahí nace el concepto de moda ecológica y sostenible. Una corriente que lucha contra las grandes marcas para instaurar un nuevo concepto de “slow fashion”.

Ventajas y beneficios de la moda ecológica y ética

Lo contrario al modelo de consumo fast fashion (como fast food o comida rápida) se conoce como slow fashion. Y podría estar muy en línea con el concepto de moda ecológica y ética. Gracias a las tendencias ecologistas, la industria textil ha visto renacer proyectos originales, sostenibles, basadas en materias naturales o recicladas.

Aunque las piezas de ropa ecológica son muchísimas y, afortunadamente, cada vez más variadas, consumir moda ecológica tiene una serie de beneficios personales, sociales y medioambientales innegables. Los vemos a continuación:

  • Prendas más naturales

Aunque se pueden usar prendas recicladas, en la moda ecológica, prima el uso de materiales naturales. De ahí que una de las grandes ventajas se vea directamente reflejada en el cuidado de nuestra piel y en la aparición de posibles alergias.

  • Mayor transpirabilidad

Las prendas hechas a base de materiales naturales suelen permitir una mayor transpirabilidad. Permitiendo que nuestra piel esté más ventilada y generándole menos “estrés”.

  • Respeto a los derechos humanos y laborales

Tras los múltiples (y demasiados) escándalos descubiertos por la prensa de la industria textil occidental en países en vías de desarrollo en los que no se respetaban los derechos humanos, derechos laborales o derechos de la infancia, la moda ecológica lucha por combatir estas prácticas.

Generalmente, las marcas de ropa sostenible apuestan por productores locales, con condiciones de trabajo justas y medidas de protección básicas para estos trabajadores.

  • Competencia leal

Los países en vías de desarrollo productores de materias primas como algodón han visto sus mercados entrar en una gran crisis por la gran competencia internacional causada por el auge de la moda rápida. Apostar por la moda sostenible es apostar por un mercado de competencia leal.

  • Piezas de mayor calidad

Generalmente, las piezas de ropa fabricadas por las grandes industrias tienen una calidad básica. Pues están destinadas a un uso muy limitado y pensadas para ser sustituidas por nuevas piezas. En cambio, con la moda ecológica, encontramos piezas de mucha más calidad, confeccionadas con otros criterios y pensadas para ofrecer más servicio y confort.

  • Menos residuos

La ropa sostenible es una buena alternativa para cuidar del planeta. Cada apuesta por una pieza ecológica no solo repercute directamente al planeta, sino que también se convierte en una nueva pieza del puzzle de la sostenibilidad. Gracias al auge de la moda ecológica preservamos el planeta del incremento y auge exponencial de la generación de residuos textiles.

  • Tendencias actuales

Son muchas las personas que creen erróneamente que las marcas de ropa sostenible no están a la “moda”. Sin embargo, hoy en día las compañías de ropa ecológica siguen las tendencias. Aun así, debemos desligarnos del concepto de “tendencias inmediatas” que se nos transmite desde las grandes marcas del fast fashion. La moda y las tendencias ecológicas no cambian cada temporada, pero a cambio nos ofrecen la oportunidad de vestir acorde a nuestro sentimiento de amor con el planeta.