fbpx

El productor musical es una de las figuras clave a la hora de crear un disco. Este profesional se implica en todo el proceso y muchas veces puede hacerlo reiteradamente con el mismo artista. Pero, ¿qué hace exactamente y cómo influye en el resultado final de una producción? Te lo contamos todo a continuación. Eso sí, si quieres dar un paso más allá y ser uno de ellos, ¿por qué no empiezas a formarte para dedicarte a lo que verdaderamente te apasiona? Cursa nuestra Certificado Experto en Sonido y Producción Musical y aprende a manejar el software de audio Pro Tools, la herramienta indispensable en todos los procesos de edición y producción musical; composición, grabación, mezcla, edición… Sin duda, un recurso infalible, cuyo dominio es indispensable para crear las mejores obras artísticas.

¿Qué es lo que hace un productor musical?

Un productor musical se ocupa de cubrir una gran cantidad de detalles: la incorporación de efectos, la gestión de las finanzas, guiar a los intérpretes o dirigir la creatividad, entre muchas otras labores. Y aunque se trata de una figura sin la cual no se podría llevar a cabo un disco o una producción, muchas veces no obtiene el reconocimiento que se merece, ya que, como sabrás, la mayor parte del crédito se lo llevan los artistas. Eso sí, si nos preguntamos quién está detrás de nuestros temas favoritos, es indispensable pensar en el rol que desempeñan los productores.

No cabe duda de que este profesional cumple un papel fundamental en la creación artística, pero ¿qué hace realmente? Las funciones de los productores musicales, que se desarrollan a lo largo de las fases de la creación de un tema musical, son las siguientes:

  • Planificación de todo el proceso. Como sucede en la organización de cualquier otro trabajo, tener una buena planificación determinará la eficacia del proceso y el resultado final del mismo.
  • Seleccionar los temas que se van a producir o componerlos.
  • Fase de preproducción. Esto implica crear un primer borrador de la canción y plasmarlo en la plataforma que usemos para empezar a trabajar sobre él.
  • Llevar a cabo los arreglos.
  • Programar los instrumentos virtuales. Dentro de los mismos podemos diferenciar entre los que van a formar parte del resultado final como aquellos que servirán de guía y que, posteriormente, se grabarán aparte con instrumentos de verdad.
  • Grabación de los instrumentos, tanto los acústicos como los eléctricos.
  • Programaciones extra.
  • Comenzar con la post-producción de sonidos, lo que supone modificar, a través de efectos de audio o de otros medios de sonidos, el tema.
  • Mezcla. Juntar todos los componentes de la canción (la composición inicial, los instrumentos virtuales, los acústicos, los arreglos…) y convertirlos en un solo archivo.
  • Masterización o retocar el archivo final para terminar de ajustarlo a las expectativas y deseos de todo el equipo, a fin de acercarlo lo máximo posible al ideal previo al inicio del proyecto.

¿Qué programas se utilizan en la producción musical?

Para poder llevar a cabo su trabajo, un productor musical usa una gran variedad de herramientas. Lo que destaca, y que resulta indispensable especialmente con la gran cantidad de arreglos electrónicos que se llevan a cabo en la actualidad, es la necesidad de un ordenador potente y de un software especializado.

Pero, ¿esto es todo? No, claro que no. Hay muchos otros instrumentos que influyen en el resultado final y que son indispensables para poder asegurar la calidad de un proyecto,

1. Controlador MIDI

Un teclado controlador MIDI permite producir distintos sonidos. Al tocar las teclas, este aparato envía datos relativos al tono, la fuerza y la duración con la que se ha tocado la nota.

2. Un sintetizador

El sintetizador es un instrumento que produce señales eléctricas. Estas se convierten, después, en sonidos audibles y que pueden reproducirse a través del uso de un dispositivo de salida.

3. La mesa de mezclas

Este es otro de los componentes más importantes. La mesa de mezclas se encarga de recibir todas las señales de sonido. A partir de ahí, las procesa y las trata de varios modos, para finalmente transmitir esta señal de audio a través de uno o dos canales.

4. Micrófonos

Como muy posiblemente ya habrás intuido, los micrófonos son los instrumentos que se encargan de capturar el audio y la voz de los músicos. A la hora de escoger un micrófono, deberíamos complementarlo con un antipop. Esto impedirá que suenen los soplidos que se hacen al pronunciar ciertas vocales como ocurre, por ejemplo, con la letra ‘p’.

Además, no debemos olvidar que escoger un micrófono es una tarea de lo más delicada. No todos sirven para todo, ni tienen las mismas utilidades o la calidad que queremos. Igual que sucede con todos los demás instrumentos de la producción, no hay que escogerlos con prisas.

5. Altavoces

Los altavoces dan salida al audio y permiten ver el resultado final. Eso sí, es preferible que estos altavoces suenen fuerte con tal de poder detectar posibles fallos o errores en el sonido de la producción.

Cómo ser productor musical

Como hemos podido ver, este profesional tiene una gran influencia en todas las áreas de la producción artística, por lo que debe familiarizarse con todas ellas. Es importante que un productor discográfico obtenga competencias musicales que le permitan aportar ideas, y conocimientos técnicos para poder llevarlas a cabo o, como mínimo, entender cuáles son las capacidades de cada herramienta.

Además, el productor también debe adquirir conocimientos en marketing y sobre el funcionamiento de la industria. Es importante que sepa qué tendencias dominan en la actualidad y cuáles son los temas que van a tener una buena acogida.

Finalmente, al tener bajo su mandato o bajo su supervisión a una gran cantidad de equipos, ingenieros y artistas, lo preferible es que sea capaz de trabajar en equipo, mantener la motivación de todos los compañeros e inspirar a los artistas a fin de lanzar auténticos temazos.

¿Te gustaría crear y dirigir creaciones artísticas? ¿O contribuir en el auge de un nuevo género musical? Tu vocación está en especializarte como productor musical. Fórmate con nuestro Certificado Experto en Sonido y Producción Musical y potencia tu talento creativo.