Si estos días de cuarentena y teletrabajo, tu también estás picando más de la cuenta, este post te interesa. Apúntate estas opciones de snacks saludables y evita recurrir a los snacks ultraprocesados, grasos y poco saludables. Además, recuerda que en nuestra escuela podrás encontrar nuestra triple titulación de Certificación Experto en Cocinero + Jefe de Cocina.

Recetas fáciles de snacks saludables

Una de nuestras mayores excusas para acabar picando opciones poco saludables es la falta de tiempo o la poca paciencia para cocinar. Sin embargo, con esta recopilación tus excusas se han acabado. Aquí va una selección de las mejores recetas fáciles de snacks saludables. ¡Toma nota para tu lista de la compra!

Cremas vegetales

Uno de los snacks saludables más recomendables son las cremas y los patés como el hummus o el guacamole, dos clásicos sanos y nutritivos. Sin embargo, otras de las recetas para preparar snacks saludables en forma de “dipeo” pueden ser cremas de berenjena. Para prepararla, tritura dos berenjenas cocinadas al vapor o al horno junto a dos ajos negros, un poco de zumo de limón, comino y un poco de sal. Otras ideas puede ser hummus de lentejas, hummus de guisantes o de pimientos rojos.

Vegetales, snacks saludables por excelencia

Si hay algún tipo de alimento que se lleva la palma por considerarse un snack saludable, este es el de los vegetales. Ya sean frutas o verduras, los vegetales siempre son buena alternativa para picar entre horas. Si no estás acostumbrado a comerte una zanahoria cruda entre horas, puedes probar el edamame, unas vainas de soja inmaduras facilísimas de preparar. Cuécelas con un poco de sal durante unos minutos, aliña al gusto ¡y a disfrutarlas!

Palomitas de maíz, ¡caseras!

Otro de los snacks saludables fáciles y sanos son las palomitas caseras. Con dos cucharadas de aceite de oliva, 50 gramos de maíz y unos cuantos minutos de cocción ya tendrás un nutritivo y crujiente snack.

La avena, tu gran aliada

Considerada una gran aliada para el bienestar, la avena será una de tus grandes aliadas a la hora de preparar este snack crujiente y saludable: las galletas de avena y plátano. Esta receta es tan sencilla como triturar un plátano (sin piel) hasta conseguir un puré y mezclarlo con media taza de avena. Si te gusta, puedes echarle también un poco de canela. Una vez tengas la mezcla bien compacta, haz bolitas de la pasta y colócalas aplastadas sobre una bandeja de horno (con papel, claro). Déjalo unos 20 minutos a 200º y ¡a picar saludablemente!

Snacks saludables con yogur

El yogur también puede ser un gran aliado a la hora de picar entre horas. Además, lo puedes mezclar con varios alimentos para crear snacks saludables, divertidos y apetecibles. Por ejemplo, combínalo con frutos del bosque, frutos secos o semillas. También puedes triturar tus frutas preferidas, mezclarlo con yogur y congelarlo. ¡Consigue un delicioso helado sano y casero!

Chips de verduras y caseras

Si hay algo por lo que nos morimos de ganas de picar es porque recordamos el crujir de las patatas chips. Lo mejor es intentar evitar los alimentos ultraprocesados y apostar por las opciones saludables. Por ello, corta tus verduras (berenjena, calabacín…) con una mandolina y úntalas con un poco de aceite de oliva. Luego cocínalas sobre papel de horno en el microondas. Dos o tres minutos por cara serán suficientes para que tus snacks saludables sean crujientes, nutritivos y sanos.

Smoothies

¿Quién no recuerda la fiebre por los smoothies o batidos de fruta y verduras? Te recordamos que es un gran snack, saludable y basado en alimentos naturales. Nuestra receta estrella es que uses espinacas, naranja, kiwi y, si te gusta la idea, un poco de menta para darle un toque de frescura.

Los snacks sanos por excelencia: frutos secos

Si hay un snack saludable por excelencia que siempre tenemos en mente este son los frutos secos. Lo mejor es tomarlos crudos o tostados, pero evitando los fritos, salados o con miel ultraprocesada. Cocina tus propios garbanzos, por ejemplo. Déjalos en remojo la noche anterior, escúrrelos y sumérgelos en zumo de limón, pimentón, comino y curri. Tras ello, espárcelos por la bandeja de tu horno y cocínalos durante 45 minutos a 200º.

Aguacate, tomate y queso fresco

¿Te apetece un sándwich? ¿Por qué no apostar por una combinación saludable que incluya aguacate, tomate y queso fresco? Estos alimentos, además de darte energía y saciar tu hambre son súper saludables.