Se estima que la industria de la moda tal y como la conocemos a día de hoy es la segunda más contaminante del planeta. Y esto es un mal que nos impacta directamente como sociedad. Sabemos que el fast fashion o moda rápida cada vez tiene más puntos débiles, desde donde surgen multitud de dudas morales y éticas. ¿Sabías que para confeccionar un simple jean o tejano se estima que son necesarios más de 7000 litros de agua? Esta cantidad es equivalente al agua que bebe de media una persona al día a lo largo de 7 años. De ahí, poco a poco, están surgiendo alternativas como la ropa sostenibleLa tendencia en el consumo está cambiando a pasos agigantados y es que ya son muchas las marcas que se han sumado a esta nueva vertiente ecológica y sostenible y han incorporado a sus prendas tejidos naturales que rompen barreras. La nueva era de la moda sostenible ha llegado ¡para quedarse!

En escuela ELBS nos encanta la moda, así que si a ti también te gustaría aprender a confeccionar y formar parte de esta nueva era del cambio, recuerda que en nuestra escuela puedes convertirte en un experto en moda y confección con el Curso Diseño de Moda y Patronaje.

A continuación, te mostramos 5 tipos de tejidos sostenibles y ecológicos que ya son tendencia y que si no los tienes, los deberías incorporar a tu armario ¡en un periquete!

Ropa ecológica: ¿Cómo incorporarla en tu armario?

Si tú también tienes dudas sobre la ética de la fast fashion y quieres empezar a vestir con ropa ecológica, ficha estos consejos:

Algodón orgánico

El algodón es el tejido estrella y el más usado en la industria de la moda, siendo su producción anual de 2T por año a escala global. Su crecimiento ha sido tal que desde hace unos años se estudiaron otras alternativas para rediseñar su producción. Puesto que el impacto medioambiental que ejercía era de dimensiones incalculables. 

En su vertiente orgánica, la industria de la moda ha encontrado una nueva forma de confeccionar ropa sostenible, siendo ésta mucha más ecológica, libre de químicos, de calidad y con un gran retorno. Si bien, hace unos años su precio no era apto para todos los bolsillos, a día de hoy podemos encontrarlo en muchas de las prendas de marcas de lujo y low cost como H&M.

Lana cashmere

Es una de las fibras más codiciadas del planeta gracias a su gran capacidad aislante y su tacto ¡que enamora!. En el futuro próximo, se prevé como la mejor opción para sustituir al poliéster convencional sin embargo, en la actualidad su precio es un poco elevado ya que para confeccionar ropa sostenible con este tejido hay que extraerlo antes de la cabra de cachemir y éste es un proceso que sólo puede hacerse una vez al año.

Cáñamo

Es otro de los “must have” que no puede faltar en tu armario. Altamente resistente y de origen 100% vegetal, éste tejido natural puede ser tu mejor aliado a la hora de elegir tu outfit más sostenible.

Fibra de bambú

¿Sabías que el bambú crece hasta 10 veces más rápido que el algodón y con 3 veces menos cantidad de agua? ¡Pues así es! La fibra de bambú es resistente, aislante y muy suave. Su elaboración es 100% ecológica y aunque su uso no es muy común, desde hace algún tiempo ya lo podemos ver en prendas eco y ropa sostenible. Si tu también estás concienciado con el cuidado al medio ambiente, éste puede ser el mejor tejido con diferencia para ti. 

Fibra de naranja y cuero de piña

Una de las pioneras en introducir este tipo de material en sus prendas ha sido la sueca H&M. En su colección ‘Conscious’ podemos ver desde estampados a diferentes formas y colores inspirados en la naturaleza. 

En los últimos años, el desperdicio de la fruta que hacemos es tal que algunas empresas ya han adoptado medidas y han aprovechado todos esos desechos. Efectivamente, tal como lees, la usan para confeccionar ropa mucho más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Concretamente, de la fibra de naranja podemos obtener un resultado similar a la seda gracias al extracto de celulosa de la piel ¿fascinante, verdad?

Por otro lado, tenemos el cuero de piña, un material 100% vegetal e innovador creado a partir de los residuos de las fibras de la hoja de piña. Se utilizan todas las que se producen en el proceso de cosecha. El textil se puede crear con diferentes espesores y también se puede procesar de diferentes formas. ¿El fin? Crear diferentes tipos de texturas ¡alguna de ellas prácticamente idéntica al cuero!

Plástico reciclado:

¡Reducir, reciclar y reutilizar! A estas alturas, todos somos conscientes que los recursos naturales son finitos así pues ¿porqué no empezar a confeccionar ropa sostenible hecha a partir de materiales reaprovechados como el plástico de las redes de pesca o de las botellas de plástico que ya no utilizamos? Por fortuna, algunas pequeñas y grandes marcas ya están trabajando para dar a este material una segunda vida a través del proceso de reciclado mecánico. ¿Y tú, te sumas a una moda más eco y sostenible?

Cáscara de coco

¿Sabías que gracias al carbón activo extraído de la fibra de la cáscara de coco podemos acelerar el proceso de secado de la prenda y protegerla de los rayos UV del sol? ¡Así es! Es el material perfecto para los más aventureros y amantes del deporte al aire libre, por ello, ya son muchas las empresas de ropa de montaña que ya han incorporado este tipo de tejido natural a su catálogo de productos estrella.

Madera y corcho

¡Nuestro favorito! Es 100% sostenible y el material perfecto para todo tipo de prendas y ropa sostenible aunque en éstos últimos años se ha vuelto tendencia estrella por su versatilidad y aplicación en complementos que pueden ir desde chalecos y bolsos… ¡hasta gafas o pajaritas! Seguramente tengas una botella a mano que puedes descorchar ¿por qué no darle un nuevo uso para complementar tu total look de la semana? ¡Ahí lo dejamos!

Como ves, tener un armario repleto de looks con estilo y sostenibles al mismo tiempo es muy fácil gracias a la gran cantidad de materiales naturales y ecológicos que tenemos al alcance de la mano así que no esperes más y ¡pásate a la moda del futuro