Los alimentos alcalinos tienen una gran importancia sobre el organismo y un impacto directo en nuestra salud. Mantener un pH equilibrado incorporando alimentos alcalinos en nuestra dieta es clave para evitar futuros desajustes en nuestro organismo como las enfermedades o las infecciones bacterianas. Si quieres aprender qué pueden aportar a nuestro organismo y cuáles son ¡Toma nota! Además, recuerda que en escuela ELBS, puedes especializarte como coach profesional en nutrición con nuestro Programa Superior en Dietética y Nutrición + Coaching Nutricional (Doble Titulación), una formación 100% online y a distancia, a tu ritmo y con doble titulación experto. 

¿Qué son los alimentos alcalinos?

La alimentación alcalina se basa en consumir alimentos alcalinos con el fin de que nos ayuden a que nuestro potencial de hidrógeno, también conocido como (pH) se mantenga en los niveles o rangos saludables. Además, también son una excelente opción nutricional para prevenir y tratar distintas enfermedades. 

Basar nuestra alimentación en la alcalinidad, significa adoptar una dieta nutricional basada en el consumo de alimentos en su forma más natural. Es decir,  en la ingesta de gran cantidad de frutas y verduras, semillas y/o proteínas vegetales y sobretodo, beber mucha agua natural.

Beneficios y propiedades

Veamos qué beneficios y propiedades nos puede aportar el consumo de alimentos alcalinos:

  • Puede mejorar la salud de nuestro estómago: El estómago es un órgano ácido per sé, por lo tanto, si ingerimos alimentos alcalinos, éste enviará menos ácidos a nuestro intestino. También nos ayudará a reducir la agresividad de los ácidos en los órganos responsables de su eliminación como la piel, los riñones o los pulmones. 
  • Ayuda a prevenir el cáncer: Para que las células cancerígenas puedan desarrollarse y reproducirse necesitan estar en un medio ácido. El consumo de alimentos alcalinos evitará la alteración del funcionamiento de las células y que éstas puedan habitar en nuestro organismo.
  • Ayuda a prevenir la osteoporosis
  • Es nuestro mejor aliado para adelgazar: Sin lugar a dudas, los alimentos alcalinos son los más saludables de toda la escala alimentaria. Esto nos puede ayudar a prevenir enfermedades como el sobrepeso y a mantenernos mucho más sanos y fuertes. 

¿En qué influye que sean alimentos alcalinos o ácidos?

Tanto la acidez como la alcalinidad, se miden en el momento en que digerimos los alimentos. Y es que, una vez se descomponen mediante el proceso de digestión, los residuos minerales restantes serán los responsables de aportarnos un contenido mineral alcalino o bien, ácido. Entonces, ¿en qué influye que un alimento sea ácido o alcalino? La respuesta está en la escala del pH. 

La escala del pH mide el grado de acidez de un alimento y tiene valores que van del cero (0), el valor más ácido, al número catorce (14), el más alcalino. En este sentido, para gozar de una buena salud se estima que tenemos que tener un pH sanguíneo entre 7.35 y 7.45. 

Listado de alimentos alcalinos (por categorías):

Aceites:

  • Muy alcalinos: Ninguno
  • Alcalinos: Aceite de semilla de lino
  • Poco alcalinas: Aceite de oliva, aceite de aguacate y aceite de coco

Bebidas:

  • Muy alcalinos: Agua alcalina, agua de mar, té de hierbas, agua de limón y  jugos de verduras
  • Alcalinos: Té verde, té blanco, agua mineral y agua de coco fresca
  • Poco alcalinas: Jugos de fruta fresca, jugos verdes, jugos vegetales, té de jengibre y té de ginseng

Carnes y pescados: En su mayoría son alimentos neutrales y/o ácidos

Edulcorantes: 

  • Muy alcalinos: Stevia y purevia
  • Alcalinos: Almíbar de maple y almíbar de arroz
  • Poco alcalinas: Miel cruda

Frutas: 

  • Muy alcalinos: Papaya, limón, sandía, pomelo y lima
  • Alcalinos: Pera, kiwi, aguacate y plátano verde
  • Poco alcalinas: Coco fresco, piña, fresas, frutas tropicales, mandarina, melón, cerezas ácidas, mango, tomate y grosella

Frutos secos, semillas: 

  • Muy alcalinos: Bayas de goji, higos secos y uvas pasas
  • Alcalinos: Dátiles, almendras y avellanas
  • Poco alcalinas: Castañas

Grandes cereales: 

  • Muy alcalinos: Hierba de cebada, hierba de avena, hierba de trigo y germinados
  • Alcalinos: Ninguno
  • Poco alcalinas/ neutro: Pan integral, arroz integral y harina de soja

Lácteos y huevos: 

  • Muy alcalinos: NInguno
  • Alcalinos: Leche materna
  • Poco alcalinos: Leche y queso de cabra y suero de leche

Verduras y legumbres: 

  • Muy alcalinos: Pepino, col rizada, espinaca cruda, perejil, brócoli y ajo
  • Alcalinos: Remolacha fresca, pimentón, berenjena, endibias, judías verdes, jengibre, lechuga, granos de mostaza, cebolla, cebolla roja, rábanos, zanahoria, pepinillo, calabacín y apio
  • Poco alcalinos: Patata, alcachofa, coliflor, cebolleta, calabacín, calabaza, puerro, guisantes, berro, maíz fresco, col, tofu, fermentados, soja, espárragos, nabo, coliflor, acelga y pimiento

Sales:

  • Muy alcalinos: Sal del Himalaya y sal marina sin refinar
  • Alcalinos: Ninguno
  • Poco alcalinos: NInguno

Otros alimentos alcalinos sanos:

  • Muy alcalinos: Vinagre de manzana, algas marinas y polen de abeja
  • Alcalinos: Pimienta y cultivos probióticos
  • Poco alcalinos: Curry y jengibre

Minerales alcalinos: Calcio, cesio, magnesio, sodio y potasio

En salud, no hay atajos

Adoptar una dieta basada en alimentos alcalinos es sinónimo de rica en alimentos frescos, frutas y verduras. En definitiva, se trata de acompañar al cuerpo a su estado natural, introduciendo alimentos limpios en nuestro organismo. Desde escuela ELBS, recomendamos adoptar una alimentación consciente basada en comida real, de la mano de un estilo de vida activo. Sin duda, es la mejor opción para gozar de un estado de salud fuerte y robusto.