fbpx

Hasta hace relativamente poco, la estética canina era un ámbito poco conocido. Sin embargo, hoy en día, son cada vez las mascotas y animales de compañía que pasan por las manos de personas especializadas en este ámbito. Y es que, detrás de esas sofisticadas y bonitas apariencias se esconden tanto procedimientos técnicos como una peculiar historia. Acompáñanos a descubrirlo todo sobre este sector y, además, recuerda que si quieres formarte, en Escuela ELBS encontrarás la Certificación Experto en Peluquería y Estética Canina.

¿Qué es la estética canina?

La estética y peluquería caninas son un conjunto de técnicas usadas para brindar a nuestros peludos ciertos cuidados que influyen en su salud y bienestar. Generalmente estas técnicas se aplican en relación con la piel, el pelo, las uñas, los dientes, los ojos y las orejas del animal. Engloba además la higiene y la detección temprana de enfermedades o anomalías.

Afortunadamente, el trato que la sociedad brinda a los animales de compañía ha cambiado mucho y para bien a lo largo de los últimos años. Gracias a ello, las técnicas y disciplinas que se incluyen dentro de este ámbito de la estética canina no deja de ampliarse. Por ejemplo, puedes encontrar sesiones de aromaterapia canina, dirigida a relajar y descongestionar las vías respiratorias de los peludos. También comprende actividades de descanso, recreativas y deportivas, que se realizan en spas o centros especializados para perros. Es una profesión y ámbito que definitivamente está en auge.

Historia y origen de la estética canina

En la antigüedad, los perros de pastoreo eran esquilados al tiempo que se hacía lo mismo con las ovejas. Probablemente esto respondía a razones higiénicas, debido a su abundante pelaje y al tipo de actividad que desarrollaban. Pero la peluquería canina propiamente dicha comenzó a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, en París. Los que se dedicaban a esta actividad se instalaban a orillas del Sena, cortaban el pelo a los perros y los bañaban en el río.

En 1933 se inaugura la primera peluquería en esta ciudad, donde se prestaba el servicio a los canes preferidos de la aristocracia. Asimismo, allí se formaron numerosas generaciones de aprendices de la mano de Madame Andras, primero, y Madame Michaud, después. La idea tuvo gran aceptación y se extendió a otras ciudades del continente europeo.

Después de la II Guerra Mundial, se inventó la máquina de esquilar eléctrica, con lo que se facilitaron las labores. En los años 60 del siglo pasado ya proliferaban diferentes razas de perros, lo que se acentuó posteriormente. Estos dos hechos hicieron avanzar notablemente las actividades relacionadas con la estética canina. Hoy en día, afortunadamente, la necesidad de cuidar de nuestro un perro, mantenerlo en buenas condiciones de salud y con un aspecto saludable ha dejado de ser un lujo.

Beneficios para las mascotas

Adoptar un perro comporta muchas responsabilidades. Entre ellas se encuentran la higiene y el cuidado de la salud de nuestra mascota. Sin embargo, no todos los canes son iguales ni tienen las mismas necesidades. Por ello, acudir a un especialista de la estetica y peluquería caninas puede sernos de gran ayuda. Estos profesionales, antes de iniciar la rutina de baño, corte y demás atenciones, realizan una inspección minuciosa de cada animal. Este estudio tiene por objeto evaluar el estado de cada mascota y detectar cualquier posible problema. ¿Qué se cuida y analiza en un centro de estética canina?

El pelo

El cuidado de este atributo tan importante para el aspecto del animal se extiende hasta la piel, pues muchas enfermedades caninas se manifiestan aquí. Existen productos especializados para bañar a cada perro según su tipo de pelo y sus condiciones, tales como la presencia de parásitos. Las toallas y secadores de pelo son también diseñados específicamente. En un centro especializado, también se peina y cepilla el animal, para que pueda verse con su mejor aspecto. Gracias a este procedimiento de la estética canina,  nuestra mascota esté saludable, limpia y arreglada.

Los ojos y las orejas

La inspección de estas partes de la cabeza es también algo esencial para la salud de nuestros compañeros. Si todo está bien se procede a limpiarlos. Para los ojos se utiliza algodón o toallitas empapados en solución fisiológica o en un producto especializado. Una crema humectante es útil para disolver y retirar las manchas causadas por la secreción de las glándulas lacrimales. Se termina con un colirio, para lo cual se deja caer un par de gotas en el ángulo interno de cada ojo.

Para limpiar las orejas en la parte interna se utilizan hisopos humedecidos. En los pabellones, una mota de algodón con solución fisiológica bastará. Es importante inspeccionar los oídos en busca de garrapatas.

Las patas

El pelo situado entre los dedos se recorta, dejando un remanente que lo protege de parásitos y suciedad. Al realizar el corte de las uñas es necesario un instrumento especial. Es un paso importante y el especialista se asegurará siempre de que el animal está lo suficienteente tranquilo y controlado para evitar un accidente.

Tipos de peinados

La elección del peinado dependerá de la raza de la mascota. Para realizarlos a la perfección, además de la maquinilla de afeitar, existen diferentes clases de peines, cardas y cepillos.

  • Terry bear: este corte busca dar al perro una apariencia blanda y redondeada, como la de un peluche.
  • Moderno: El pelo se rebaja de manera uniforme, respetando la forma del animal. Se suele dejar el pelo más largo en la cola y las orejas.
  • Corte de verano: es perfecto cuando hace calor y el perro va a salir con los dueños de paseo. Como imaginas, el pelo se corta al máximo posible.
  • Cordero: el rasurado es total excepto la cara, la cola y las patas.
  • Town and country: el cuerpo se afeita y se da forma cilíndrica a las patas. La cabeza y las orejas se redondean.
  • León: se afeita todo el pelo de la parte trasera y de las patas, dejando solo un mechón en la cola. Una variante, el peinado inglés, deja pompones también en las patas.

Cuidados posteriores

Los perros de pelo largo necesitan un cepillado diario. Es importante que el dueño lo comprenda, pues contribuye a mantener el peinado y evitar los nudos. Los de pelo corto también necesitan esta atención, pero con menor frecuencia. El uso de trajes debe limitarse a exteriores porque el roce de la tela también forma nudos.

El especialista en estética y peluquería debe proporcionarle al propietario algunas instrucciones acerca del mejor cepillo para utilizar según la longitud del pelo. Por otra parte, para bañar a la mascota en casa, también se deberán usar productos especializados.

Los mejores amigos del hombre obtienen muchos beneficios con la estética canina, especialmente si están en manos de un profesional. Es una actividad útil y grata, que llena a quienes la ejercen de satisfacciones y logros, dedicados a las mascotas y a sus dueños.