En la actualidad, la estética canina es un negocio en auge. Y es que somos muchos los que no escatimamos a la hora de mimar y cuidar de la higiene de nuestras mascotas. Si tu también eres uno de los nuestros y te gustaría aprender qué tipos de beneficios puede aportar a tu mascota una sesión de peluquería, no te pierdas nuestro post. Además, recuerda que en nuestra escuela puedes especializarte en una profesión con demanda con nuestro curso Certificación Experto en Peluquería y Estética Canina

¿Qué es la estética canina?

La estética canina es la disciplina que engloba el cuidado, mejora y mantenimiento de las mascotas en términos de salud, alimentación y por supuesto, higiene y estética. A día de hoy, son muchos los centros veterinarios que ofrecen este tipo de servicios que van desde el baño, el cepillado hasta el corte de uñas, entre muchas otras. Esto se debe, en gran medida, a su capacidad para brindar a las mascotas, los cuidados higiénicos y de estética que se merecen.

¿Por qué es importante la estética canina?

Además de cuidar y mantener el buen estado de salud, la higiene y la apariencia estética de nuestras mascotas, la estética canina también puede ayudarnos a detectar a tiempo cualquier tipo de anomalías o infecciones en una de las revisiones al centro. 

Técnicas de estética para perros

Dependiendo del tipo de pelo del perro, el especialista en estética canina optará por una técnica u otra. Veamos cuáles son las principales técnicas de estética canina que se utilizan en peluquerías:

  • Trimming: Este término se utiliza para referirnos al arrancado o arreglo del cabello del perro, ya sea por estética o por higiene. Muchas veces, se confunde con el stripping.
  • Stripping: Proviene del inglés “to stip” y significa arrancar el pelo muerto del perro. Se trata de una técnica que ejecutada correctamente no causa dolor alguno en el animal. 
  • Plucking: Se produce cuando el anterior se realiza manualmente, es decir, con los dedos.  
  • Scissoring: Es el corte de pelo que se hace con la ayuda de tijeras.
  • Blending: Esta técnica consiste en unir varias capas de pelo con distintas longitudes de manera gradual.
  • Carding: Se utiliza para eliminar y arrancar el pelo muerto con la ayuda de peines especiales para ello. 
  • Clipperwork: Consiste en la técnica de corte mediante máquina de afeitar. También conocida como el esquilado.
  • Flatwork: Corte estético con máquina de afeitar y cuchilla larga.
  • Top-Knot: Técnica que consiste en la recogida del manto en pequeños moños para que el cabello largo no entorpezca la visión del animal.
  • Empaquetado: Esta técnica consiste en separar el pelo del perro y envolver los mechones en papel albal con aceites que favorezcan la hidratación del pelaje.

Claves para lograr un corte perfecto

Los perros cuentan con dos capas de pelo distintas y que son: el pelo profundo (que actúa como aislante) y el pelo protector (que ayuda a prevenir lesiones). Cada tipo de pelo así como cada raza de can necesita unos cuidados específicos, así que veamos cuáles son los diferentes tipos de pelaje existentes y cuáles son las claves para llevar a cabo el corte perfecto:

– Tipos de pelo:

  • Raso: Homogéneo, liso y corto. Propio de las razas Bóxer, Pinscher, Dobermann o Pointer. 
  • Duro: Grueso y áspero. Característico de las razas Westie, Scottish Terrier o Fox Terrier.
  • Largo: Frágil y delicado. Típico de las razas Afgana, Maltés o Yorshire Terrier.
  • Rizado: Abundante, requiere cortar regularmente. Propio de las razas Caniche, Bishón Frisé o perro de agua. 
  • Encordado: Tiende a enredarse, formar rastas y requiere de cuidados específicos. Característico de las razas caniche, pastor húngaro y Spaniel.

– Cómo hacer el corte perfecto:

Como técnico en estética canina, además de los cuidados en higiene y salud, deberás conocer los diferentes tipos de pelaje y cuáles son las técnicas a utilizar en cada caso concreto. No obstante, antes de entrar en materia, veamos cuáles son las nociones básicas que tenemos que tener para cualquier corte de pelo:

  1. Siempre debes cortar en sentido contrario al pelo y de atrás hacia adelante.
  2. Para llevar a cabo pompones o dar volumen a una zona determinada, debes peinar en todos los sentidos y cortar en todos los sentidos, siempre por los bordes.
  3. El pelo se corta siempre seco. Cuando el pelo está húmedo parece más largo y cuando se seca se contrae dejando un resultado indeseado.
  4. El pelo se corta sólo si se puede pasar un peine o cepillo, quitando cualquier nudo o bola de suciedad presente.
  5. Los pelos finos y lacios nunca se cortan al ras, solo se rebajan en forma recta. 
  6. En los pelos grasos hay que limpiar la tijera con cada corte. De esta forma, garantizamos que el siguiente tendrá la misma definición.
  7. Para limpiar la tijera solo basta con pasar un paño con alcohol por encima.
  8. Es muy importante que la tijera esté afilada para evitar tirones y ansiedad al animal. Y en zonas como las orejas o alrededor de los ojos apoyarla sobre la piel, nunca en punta.
  9. Utiliza las manos para ir dando forma al peinado y aprovecha tus dedos para acariciar a la mascota.
  10. Cortar el pelo a tijera a una mascota es un arte que lleva práctica. Empieza cuanto antes.

– Tipos de corte de pelo canino

Algunos de los cortes de pelo con mayor demanda en los centros de estética canina son:

  • Cachorro: Da un aspecto juvenil y fresco. Se aleja del estilo marcado o definido.
  • Princesa: Crea una falda de pelo que llega hasta el suelo. Aunque llama la atención, requiere de muchos cuidados.
  • Pasarela: Inspirado en los concursos caninos.Tiene forma de cascada.
  • León: El más conocido y extravagante. Se trata de rasurar el pelo y dejar un pompón al final de la cola.
  • Inglés: Similar al anterior, pero añadiendo un pompón en las patas traseras. Es muy popular en los certámenes de belleza canina.
  • Cordero: Rasurado completo a excepción de las patas, cola y cara.
  • Holandés:  Es parecido al león o el inglés pero con el largo de pelo más uniforme.
  • Terry Bear: Busca un acabado redondeado y dulce, similar al de un peluche,
  • Country: Proviene de EEUU y se caracteriza por dejar las extremidades con pelo simulando un cilindro.
  • Cupcake: El menos conocido de todos. Su acabado recuerda a un glaseado o muffin.