fbpx

¿Has oído hablar del Mainstreaming de Género? En realidad no se trata de un concepto nuevo, ya que lleva varios años aplicándose. Aun así, no ha sido hasta hace poco que se ha vuelto realmente popular, ya que cada vez se incrementa más la promoción de la igualdad efectiva de género. A lo largo de este artículo podrás conocer mucho mejor este término y en qué consiste. Además, te recomendamos nuestro máster en sexología, terapia sexual y género para que puedas profundizar más en este ámbito de la equidad entre las mujeres y los hombres.

¿Qué es el Mainstreaming?

El Mainstreaming de Género pretende incorporar la transversalidad de género en los diversos sectores donde intervienen las políticas públicas. La idea es que los géneros estén integrados en los procesos de gestión y decisión que llevan a cabo las administraciones públicas. Por lo tanto, lo que se busca es fomentar la igualdad en las oportunidades y al trato a través de estos procedimientos.

De esta forma, las políticas públicas serían igual de eficaces en mujeres y hombres. No se trata únicamente de legislar para que exista equidad o para crear acciones positivas en relación a esto. En realidad, se debe tener en cuenta el impacto de las normativas, las políticas, las acciones, entre otros aspectos que desarrollan los servicios públicos.

Origen del mainstreaming

El Mainstreaming de Género se propuso como estrategia para conseguir la igualdad en la IV Conferencia Mundial de Beijing, en 1995. Desde entonces, han ido surgiendo experiencias de aplicación en la Unión Europea y en sus estados miembros, pero también a nivel internacional.

Por ejemplo, en la Unión Europea se propulsó la igualdad de oportunidades entre ambos géneros como principio empleado para unificar todas las políticas de actuación. Esto se estableció en el Tratado de Ámsterdam de 1997. Posteriormente, en la Agenda Social Europea de Lisboa, en el año 2001, se incluye el Mainstreaming de Género como un instrumento con el que se puede lograr la igualdad entre hombres y mujeres en el mundo laboral.

¿Cuáles son los elementos del Mainstreaming de género?

A la hora de implantar la transversalidad de género en las políticas públicas, hay ciertos elementos que son esenciales para conseguirlo y que vemos a continuación.

  • Cada persona que trabaje en el sector de las políticas públicas debe tener un compromiso para impulsar esta estrategia. Por lo tanto, debe disponer de nuevas responsabilidades y deberes que enfoquen correctamente su trabajo, acabando con situaciones de desigualdad.
  • Es importante que se sitúa la igualdad de género en la agenda de todas las entidades públicas encargadas de promover este procedimiento.
  • Para que esta estrategia funcione correctamente, es esencial que se ponga en marcha una metodología. Esta dará la oportunidad a la entidad pública de identificar casos de desigualdad en las distintas áreas de actuación de las políticas públicas.
  • Cada agente implicado en el desarrollo de este sector deberá participar en la estrategia.
  • Políticas específicas de Igualdad de Oportunidades y Mainstreaming.

Aplicación del Mainstreaming o perspectiva de género

Si se quiere poner en práctica un Protocolo de Implantación de Mainstreaming de Género en alguna de las administraciones públicas, es muy importante realizar un proceso técnico y político en el que se establezca la integración de la igualdad entre hombres y mujeres como enfoque de actuación. En dicho proceso se deben llevar a cabo estas pautas:

  • Tener en cuenta la perspectiva de género para desarrollar normativas, evaluar los presupuestos y planificarlos.
  • Que exista una presencia equilibrada de género en los órganos de representación y participación, así como en las estructuras administrativas.
  • La coordinación entre las administraciones para trabajar la igualdad entre hombres y mujeres.
  • Evaluación de la influencia del género en los planes y normativas.
  • Formación en la promoción de la equidad.

Formarse en la promoción de la igualdad de género en Escuela ELBS

Si te interesa la igualdad de género y quieres ampliar tus conocimientos sobre este ámbito, en la Escuela ELBS disponemos del máster en sexología, terapia sexual y género. A través de este programa formativo podrás especializarte en intervención de patologías y psicopatologías sexuales. Para ello profundizarás en las siguientes áreas de estudio:

  • Orígenes de la sexualidad.
  • Orientación y terapia sexual.
  • Factores etiológicos de las disfunciones sexuales.
  • Clasificación y etiología de las disfunciones de la fase de excitación.
  • Disfunciones asociadas a la fase del orgasmo femenino y masculino.

También estudiarás los fundamentos de la igualdad en los derechos humanos desde sus orígenes hasta la actualidad, haciendo hincapié en conceptos como la socialización, los estereotipos sexuales o el feminismo. Asimismo, estudiarás el marco jurídico y las políticas públicas actuales, entre las que destaca el concepto de Mainstreaming o transversalidad de género.

A raíz de todos los conocimientos teóricos adquiridos te formarás en el perfil de técnico o agente de igualdad de género, así como en sus áreas de actuación. De esta forma, sabrás cómo planificar intervenciones sociales en función a objetivos y necesidades específicas, empleando instrumentos de gestión, técnicas de asesoramiento y consultoría y promoviendo la formación en materia de equidad, entre otras acciones.

Por último, el máster también proporciona conocimientos en cuanto a la influencia de los estereotipos de género como principio de exclusión y en la importancia de aplicar acciones de coeducación para lograr una igualdad real, evitando, por ejemplo, el sexismo en el lenguaje. Asimismo, la formación aborda la situación de la mujer en diferentes ámbitos: sanitario, laboral, mundo rural y en contextos de violencia de género.