Muchas personas que trabajan en el sector retail, se preguntan para qué sirve la decoración de escaparates. La verdad es que este ámbito es todo un arte y, en gran parte, depende de otras disciplinas. Por ejemplo, está relacionada con la decoración de interiores, el comercio y la psicología comercial. ¿Quieres convertirte en un especialista de este ámbito? No te pierdas nuestro post y échale un vistazo a nuestro Curso Visual Merchandising.

El escaparatismo, el arte de la decoración de escaparates

El escaparatismo es el arte de decorar correctamente los escaparates de los establecimientos comerciales con el objetivo de atraer el máximo de gente posible. Por ello, la decoración de escaparates es imprescindible para todas las tiendas del sector retail. A través de los aparadores, las marcas muestran sus servicios y productos y lo hacen con unos objetivos en concreto, tales como:

  • Mostrar sus precios
  • Enseñar sus novedades
  • Mostrar cómo usar sus productos
  • Destacar los servicios más interesantes
  • Visibilizar la variedad de productos.

Asimismo, el diseño de un escaparate es también un primer filtro, permitiendo una selección del público objetivo mucho más acotada para tu establecimiento.

El visual merchandising, o la decoración de escaparates, es una de las técnicas de comercialización visual más importantes por todo ello. Dentro de esta disciplina, se encuentran varias normas, reglas y estrategias que persiguen diferentes finalidades. Así, serán elementos como los colores, la elección de materiales o la coordinación con la imagen de marca, entre otros, los elementos que determinarán la finalidad del diseño de cada escaparate.

A continuación, veremos 7 técnicas de decoración de escaparates que te pueden ayudar a diseñar tu aparador de la mejor manera.

Técnicas de decoración de escaparates

A continuación encontrarás siete técnicas de decoración de escaparates que ponen el foco en diferentes puntos:

1-. Iluminación directa:

Una de las grandes técnicas de escaparatismo es la de jugar con las luces que tengas en tu aparador. Tener un buen juego de iluminación y crear efectos de sombras y haces de luz te permitirá focalizar en puntos concretos de tu escaparate. Además, un escaparate bien iluminado cuando la luz del sol no da directamente es fundamental para llamar la atención de los peatones. También se debe jugar con el color de la iluminación y el tono de calidez de las luces.

2-. Temporalidad de los escaparates

Otra técnica que se debe tener en cuenta a la hora de diseñar un escaparate es la de la temporalidad del mismo. Por ejemplo, debes tener en cuenta si en verano será inteligente que tu escaparate luzca un tema invernal por mucho que en tu tienda vendas bufandas y gorros.

3-. Economía y rango de precios

Uno de los puntos fuertes, como ya hemos dicho, de estudiar y planificar cuidadosamente la decoración de escaparates es precisamente el de la imagen de la economía y rango de precios que se muestra a través de él. Si tu establecimiento tiene precios bajos, deberás intentar destacar productos de buena calidad, novedosos y, sobre todo, baratos. Si, por lo contrario, quieres priorizar otros bienes con precios más elevados, deberás calcular qué presupuesto quieres que tengan las personas que entren en tu comercio.

4-. Mensaje y tema

Una muy buena manera de pensar cómo decorar un escaparate es estableciendo un mensaje y una temática. Es importante que a la hora de montar un aparador, todos los puntos de vista hayan sido analizados. Cuantas menos posibilidades de malas interpretaciones tenga el diseño, mejor.

5-. Escaparates seductores

Si no sabes muy bien cómo afrontar la decoración de escaparates, puedes hacer un ejercicio. Pasea por una de las calles comerciales de una ciudad que nunca hayas visitado y anota, en una libreta, los escaparates que más te han seducido como posible comprador. Por ejemplo, ¿qué colores predominan en ellos? ¿Suelen estar muy abarrotados o, por lo contrario, son más bien minimalistas? Analiza todos los factores que encuentres relevantes e intenta aplicarlos en tu negocio.

Recuerda que la intención final de un escaparate es que los clientes nos conozcan de un solo vistazo. Es nuestra carta de presentación y debe mostrar, como una ventana, todo lo que se puede encontrar dentro de él.

6-. Equilibrio, imprescindible en el visual merchandising

Casi como una regla de oro en el visual merchandising está el equilibrio. No es conveniente que recargues demasiado tu composición. Encontrar el equilibrio perfecto entre el espacio disponible y los productos a exponer será clave. Debemos recordar que, al pasar por delante de un escaparate, el usuario suele estar una media de un par de segundos viéndolo. Si saturamos la vista de la persona que mira brevemente, seguramente habremos perdido su atención y le habremos saturado.

7-. Decoración de escaparates original

La innovación y la originalidad son claves a la hora de diseñar escaparates. Como ya hemos comentado anteriormente, una de las disciplinas que va de la mano del escaparatismo es la del interiorismo. Y este es uno de los ámbitos tan cambiantes como la moda textil o musical. Por ello, estar al día de las tendencias en decoración de interiores es clave.

Asimismo, un buen escaparatista también es una persona con gran originalidad y creatividad. Un espacio como un aparador o escaparate puede dar tanto juego como se desee. Por ello, si quieres echarle un poco de imaginación, ¡todo tuyo! Hay incluso aparadores que hacen guiños graciosos, imitan grandes obras de arte o incluyen figuras famosas. Todo es válido para llamar la atención de nuestros posibles futuros clientes.